Intrusión y robo

Un sistema de alarma es un elemento de seguridad pasiva. Esto significa que no evitan un intrusión, pero si son capaces advertir de ella, cumpliendo así una función disuasoria frente a posibles intrusos. Son capaces además de reducir el tiempo de ejecución de la intrusión reduciendo así las perdidas.

Los sistemas contra Intrusión, Robo y Asalto principalmente se enfocan en proteger el entorno del lugar de trabajo o casa de una posible intrusión de personas no autorizadas a sectores o en horarios no permitidos.

En un sistema contra Intrusión, Robo y Asalto son utilizados los siguientes dispositivos de seguridad: Sensores de movimiento, sensores magnéticos de detección de apertura de puertas y ventanas, sensores de ruptura de vidrio, etc., que son asociados, todos, a un panel central que es programado y manipulado por medio de códigos y claves ingresadas en un panel de comando.

También se pueden encontrar diferentes accesorios para adicionar a la central de alarma, ellos son, controles inalámbricos para activar y desactivar el sistema, pulsadores de asalto, etc.

 

No se admiten más comentarios